Perú: líderes indígenas presentan medida cautelar ante la falta de remediación por derrame de petróleo en Loreto

0
464

Mongabay

Cuatro dirigentes indígenas de la región amázonica de Loreto presentaron una medida cautelar ante el Juzgado Mixto de la provincia de Nauta, en la misma región, con el objetivo de que se proceda de forma inmediata a la remediación del daño ambiental en la Comunidad Nativa de Cuninico generado por un derrame de petróleo. Pese a que ya han pasado 2 años desde que una ruptura del Oleoducto Norperuano de la empresa estatal Petroperú ocasionó el derrame en la quebrada del mismo nombre, aún no se ha solucionado su impacto ambiental.

La medida cautelar ha sido firmada por Galo Vásquez Silva de la Comunidad Nativa de Cuninico; Armando Arce del Águila de la Comunidad Nativa de Nueva Esperanza; Pablo Silva Salina de la Comunidad Nativa de Nueva Santa Rosa y Julio Arirua Nashinato de la Comunidad Nativa de San Francisco. Estas tres últimas comunidades también fueron afectadas por el derrame de petróleo.

En el documento oficial, los líderes exigen un programa de atención médica y de vigilancia epidemiológica ambiental y sanitaria para la población afectada por los derrames de petróleo ocurridos, con atención prioritaria a niños, niñas, mujeres gestantes y adultos mayores. También reclaman el suministro de agua potable y alimentos para todas las comunidades nativas afectadas por los derrames de petróleo, explica la abogada ambiental, Katherine Serrato del Instituto Idlads Perú.

Cuninico: Remediación a medias

“Hasta el momento Petroperú no ha remediado la contaminación de petróleo como ha debido en el río Cuninico, afluente del río Marañón. Por eso el OEFA le ha impuesto sanción”, dice a Mongabay Latam el presidente de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat), Alfonzo López. En junio del 2016, OEFA impuso una multa de 10 184 285 soles a Petroperú por no haber remediado de forma correcta el derrame de petróleo. La orden de remediación se había dado en setiembre de 2015.

La incorrecta remediación del derrame también fue verificada por Diego Saavedra, especialista del Programa Ecosistemas y Derechos de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), quien estuvo en la comunidad de Cuninico entre abril y mayo del presente año. “Si bien la materia del crudo fue levantada meses atrás, la remediación implica un proceso químico que se extiende por muchos años. Nosotros estuvimos en el mismo río y movimos el sedimento en el río. Lo que observamos fueron manchas de grasa. Si bien no es petróleo, es contaminante y vuelve el agua no apta para el consumo humano ni para los peces”, dice.

Un indígena cucama remueve el río Cuninico y observa el sedimento contaminante . Fotografía de Barbara Fraser.
Un indígena cucama remueve el río Cuninico y observa el sedimento contaminante . Fotografía de Barbara Fraser / Archivo.

“OEFA impuso una medida correctiva cuando se dio el derrame hace dos años, con lo que impuso la remediación. Entonces Petroperú inició las labores con la empresa ecuatoriana Lamor. Sin embargo, cuando OEFA verificó el cumplimento adecuado de la remediación, comprobó que no era correcta. Ante eso el OEFA le impuso a Petroperú una medida coercitiva con el pago de más de 10 millones de soles y además, que se vuelva a remediar porque estaba mal. Eso sucedió”, explica a Mongabay Latam, Mario Zúñiga, parte del equipo técnico de Acodecospat.

La versión de Zúñiga va en la misma línea del comunicado oficial de OEFA sobre el caso: “Luego de las acciones de verificación realizadas en la zona afectada, se ha concluido que Petroperú S.A. no cumplió con acreditar la remediación conforme a lo establecido en el referido Plan de Acción. En tal sentido, se le ordena a dicha empresa que haga efectivo cumplimiento de la medida correctiva descrita y se le sanciona con una multa ascendente a 2578.30 UIT (S/. 10 184 285 soles)”, dice el oficio.

“La comunidad ya no la quiere [a la empresa Lamor] porque no ha hecho bien su trabajo. Si la primera vez lo ha hecho mal, la segunda vez será peor”, apunta el presidente de Acodecospat, Alfonzo López.

No tienen título de propiedad

Fueron más de 3000 barrilles de petróleo los que se derramaron en la quebrada de Cuninico, afluente del río Marañón, lo que afectó de forma inmediata a más de 200 personas (50 familias) de la comunidad del pueblo indígena Cucama, según Diego Saavedra. Sin embargo, también hay un “tema de fondo” del que no se habla, advierte el especialista: la Comunidad Nativa de Cuninico no tiene título de propiedad.

“Este reconocimiento te permite acceder al servicio de agua potable, electricidad, hasta poder ser parte de procesos de negociación con el Estado o empresas que quieran asentarse en tu territorio. Si resultas afectado te preguntan, ¿cómo sé que vives aquí si no tienes título?¿Cómo sé que eres un afectado si no tienes un título que demuestre que estás en la zona?”, agrega Saavedra, quien dice que hubo 5 proyectos para titulación cucama desde el 2014, pero nunca se concretaron por “trabas burocráticas”.

No existe una política de remediación ambiental

Saavedra explica que el Gobierno debe entender que una remediación va más allá de retirar la sustancia contaminante. Hay procesos ecosistémicos más largos. “La remediación no se da en tres meses como se piensa, toma años”, apunta. Además debe ir a la par con un proceso de mitigación que consiste en que la comunidad acceda al agua potable y a un centro médico. Eso debe aplicarse con una política de remediación ambiental no solo a las cuatro cuencas amazónicas afectadas por el petróleo como las de los ríos Napo, Tigre, Marañón y Corrientes de Loreto, sino a nivel nacional. En Cusco, dice Saavedra, hay pueblos en aislamiento afectados por contaminación de mercurio producto de la extracción del gas.

El derrame de petróleo es una constante en los ríos amazónicos. Fotografía: Convoca.pe/imagen referencial
El derrame de petróleo es una constante en los ríos amazónicos. Fotografía: Convoca.pe/imagen referencial

En diálogo con Mongabay Latam, Alfonzo López de Acodecospat, afirma que este miércoles están en una nueva visita con el OEFA para verificar el estado de la comunidad de Cuninico, así como de las comunidades nativas colindantes de San Pedro y San José de Saramuro.

Fotografía del posible nuevo derrame. Fuente: FB de Radio Marañón-Jaén.
Un nuevo derrame vuelve a poner en peligro a las comunidades y el medio ambiente. Foto: Facebook  de Radio Marañón-Jaén.

Nuevo derrame

A través de un comunicado, Petroperú confirmó que se ha registrado una fuga de crudo a la altura del kilómetro 364  + 990 del Tramo II del Oleoducto Norperuano, en la Quebrada Uchichiangos (distrito de Nieva, región Amazonas),  e informó que un equipo de trabajo ya está en la zona con un plan de contingencia.

Según la Asociación Interétnica  de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep),  las comunidades de Uchichiangos, Centro Tontuza, Puerto Tontuza, Japaime, Yatana entsa, Seasmi, Achuaga, Wichim, Pueblo Nieva y Juan Velasco  han sido afectadas.