La política de China en América Latina

0
172

China en América Latina más o menos sigue una copia de su política en África

Fuente: TRT 

Autor: Mehmet Özkan

Como fueron abordadas las actividades de Irán en América Latina en los fines de los años 2000 desde el aspecto para perjudicar la supremacía en este continente, la misma cosa se habla también para China. El presidente chino Xi Jinping desde cuando llegó al poder en 2013 por tres veces visitó América Latina. Aumentó por 22 veces desde 2000 el comercio chino-latinoamericano y ya China es el segundo mayor socio comercial de América Latina después de los EEUU. Anteriormente Europa fue el segundo socio comercial de América Latina. ¿Pero cuál es el futuro de China en el continente?

¿Por cuál motivo China aplica una política agresiva hacia América Latina? Hay que informarlo de antemano que ya China tiene el estómago lleno con África. Desde hace los últimos 10 años se hablaba que China profundizó su red de relaciones con África y casi compró algunos países allí. Ya hoy China aumentó su presencia en África y busca nuevos mercados y nuevos campos de ampliación. Cuando se tienen en cuenta los problemas de algunos países en América Latina con el occidente aumentaron las relaciones muy rápidamente las relaciones entre China y América Latina.

El segundo motivo del interés chino hacia el mundo latino es Taiwán. Taiwán tiene la representación en 12 países del continente y mantiene las relaciones oficiales. China a través de su política agresiva tanto desarrolla las relaciones comerciales compo promete que puede ofrecer más cosas a estos países del continente comparando con Taiwán.

China en América Latina más o menos sigue una copia de su política en África. Según ello prefiere como un campo de operación principal un país pequeño con la población reducida y que tiene relaciones problemáticas con el occidente. De una manera desea controla este país hasta su última vena vital y aumentar la permenencia allí hasta el último punto. Es su política. Suministra finanzas muchos valores económicos estratégicos como la construcción del aeropuerto de Harare de Zimbabue. La misma cosa es igual para Ecuador. Ecuador es un estado que tiene frontera al Océano Pacífico con su población de 15 millones de ecuatorianos. Su cercanía física a Colombia y la solución de sus problemas anteriores con Perú son cosas positivas.

El foco del escenario que se ve recientemente en América Latina es la inversión de los EEUU y los países occidentales va través del proceso pacífico en Colombia. Hoy en Colombia hay siete bases estadounidenses. En algunas ocasiones la paz en Colombia se pide por los países occidentales más que algunos colombianos. Desde la entrega del Premio Nobel de Paz de 2016 al ex presidente Juan Manuel Santos hasta el fondo de paz establecido por la UE todos tienen el objetivo para llevar la paz a Colombia. La llegada de paz a Colombia de una manera establecerá una historia de éxito como lo ocurrió en Brasil y este centro será el foco de interés del occidente. China de manera interesante hace la inversión similar a Ecuador como lo hace para Colombia. La mayoría de las tiendas en los lugares temporales de población en Ecuador donde ocurrió un sismo costero en abril, fue de origen chino. Actualmente China con la condición de garantizar la compra de los petróleos en los años que vienen reconstruye todas las escuelas dañadas en aquella zona de terremoto. En Ecuador que realizará las elecciones en febrero se considera sentir la existencia de China en cada parte económica, como el único método para superar la crisis económica por parte del poder político.

Es todavía temprano decir algo a donde se arrastrará la pelea geopolítica en el continente, este ecuación de China Ecuador y el occidente – Colombia, pero es una realidad para todas las partes que ambas partes hacen las inversiones muy serias. En 2017 se efectuaron las elecciones en Ecuador y el nuevo presidente del país Lenín Moreno intenta aplicar una política para reducir la influencia de China en el país. La presencia china en América Latina es un caso que se debe hablar y seguir muy de cerca a partir de entonces. Si China sacude seriamente el dominio de los EEUU especialmente en el continente esta situación no parecerá a África. Los EEUU en 1993 decidió abandonar Somalia cuando sus soldados se arrastraron en las calles de Mogadicio después del derribo de su helicóptero en el país. No cambió esta situación aunque un presidente de origen africano dirigió el país. Pero los EEUU nunca abandona América Latina. Desde la seguridad hasta muchas otras la política latinoamericana de los EEUU nunca parecerá a su política en África. Por ello la influencia aumentada en el continente y la reacción de los EEUU en medio plazo de manera regional y global es un proceso que aparecerá las consecuencias sistemáticas y está embarazada para los desarrollos interesantes en el proceso que viene en futuro.