Derechos indígenas podrían no ser incluidos en la agenda de la ONU para el 2016

0
204

AIDESEP.

Victoria Tauli Corpuz, relatora especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas lamenta que en los 17 objetivos que se han proyectado formar parte de la próxima agenda para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, no se hace referencia a los pueblos originarios. Además que de las 169 metas que se han establecido, solo se menciona a los pueblos indígenas en dos de ellas.

Esto se debe a que, según la relatora especial, el tema de derechos indígenas fue eliminado de las Metas de Desarrollo del Milenio planteadas en 1990 para ser alcanzados en el 2015 y ahora aún no es claro que vayan a ser incluidos en la nueva agenda de la ONU para el 2016.

“Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para incluir derechos indígenas, y derechos humanos en general, en la agenda del desarrollo post 2015, pero lo único que ha sido incluido hasta ahora es la mención del conocimiento tradicional de los indígenas, que es importante pero no es suficiente”, dijo Victoria Tauli-Corpuz.

Ante tal hecho  la relatora considera que este hecho no habla bien sobre la relación de los Estados miembros de la ONU con los problemas específicos de los pueblos indígenas y sus perspectivas con relación al desarrollo sostenible.

“Hay evidencias que demuestran que si se respetan los derechos de los pueblos indígenas se podrán resolver algunas de las crisis que hoy el mundo afronta como el cambio climático, ya que los datos señalan que en los países donde el derecho al bosque de los pueblos indígenas es protegido, los bosques donde permanecen sufren menos de la deforestación, que en los controlados y administrados por los Estados” afirmó.

La funcionaria de la ONU destacó que la estrategia que se sigue para influir en la agenda consiste en crear, con el apoyo de agencias de la ONU, indicadores que puedan medir el avance de las metas desarrollo dentro de las comunidades indígenas.

“Para empezar, dijo Tauli-Corpuz, los indicadores básicos de la agenda del desarrollo, como el de reducción de pobreza, deben mostrar información desagregada sobre las comunidades indígenas”.

Otros indicadores importantes son la inclusión al derecho a la tierra de los pueblos indígenas, “y el consentimiento informado cuando se establezcan proyectos económicos en sus comunidades”.

Estas referencias son parte esencial de la Declaración de los Pueblos Indígenas de la ONU, aprobada en 2007 y que, por no llevarse a cabo, por ejemplo en la industria extractiva, han motivado conflictos en buena parte del continente americano.

Dado que uno de los mayores obstáculos para incluir los derechos indígenas en las Metas de Desarrollo de la ONU, según varios representantes indígenas, son los intereses privados de las corporaciones y su influencia en los gobiernos, que temen perder inversiones (sobre todo de empresas trasnacionales mineras, petroleras, hidroeléctricas y turísticas, principalmente) si apoyan a los pueblos originarios.

“Sabemos que en muchos casos las corporaciones gozan de más derechos que los pueblos indígenas, y eso es un gran problema para nosotros”, terminó diciendo Victoria Tauli-Corpuz.