BNDES cierra el 2014 con ganancias, a pesar de Petrobras

0
515

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil registró en el 2014 un balance de lucro líquido de 2,600 millones de dólares.

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES, estatal) de Brasil registró en 2014 el tercer mejor balance de su historia, pese a sufrir importantes pérdidas por sus inversiones en la estatal Petrobras, envuelta en un escándalo de corrupción.

En su balance del año pasado, publicado este lunes, el poderoso banco de fomento brasileño registró un lucro líquido de 8,594 millones de reales (unos 2,600 millones de dólares al cambio actual).

El desempeño positivo se debe, según el comunicado publicado por el banco, a un crecimiento del financiamiento de proyectos de inversiones y a una baja tasa de incumplimiento de sus clientes, que se mantiene en 0.01 por ciento.

En este contexto favorable, el peor desempeño fue el de las inversiones en Petrobras, la estatal que se encuentra en el ojo de la tormenta por una red de sobornos, desvíos y sobrecostos que involucra a empresarios, políticos y exfuncionarios de la petrolera.

“Al 31 de diciembre del 2014, el BNDES tenía inversiones en acciones ordinarias de Petrobras que registraron una caída significativa o prolongada de su valor de mercado, según la cotización de la bolsa de valores respecto de su costo de adquisición”, indicó la entidad en una nota oficial.

A lo largo del año pasado, la petrolera perdió unos 27,000 millones de dólares en valor de mercado, según datos de la consultora Econométrica.

El BNDES estima que perdió 2,600 millones de reales (unos 800 millones de dólares) en Petrobras el año pasado.

Petrobras aún debe presentar un balance auditado que incluya las cuantiosas pérdidas que le causó la red de corrupción, que según la policía movilizó unos 4,000 millones de dólares en la última década.

El banco público de fomento de Brasil, creado en 1952 para el desarrollo económico del país, es el principal instrumento del gobierno para elfinanciamiento de proyectos a largo plazo, tanto en Brasil como a nivel regional.

Con sus préstamos, las principales constructoras brasileñas -muchas señaladas como sospechosas de participar en el esquema de corrupción en Petrobras- han podido desarrollar grandes obras de infraestructura en el resto de Latinoamérica